Perforación videocolonoscópica. ¿Es factible suturar?

  • Sergio Schlain Miembro Adherente
  • Rocío Pérez Domínguez
  • Melina Sofía Colman

Resumen

INTRODUCCION: La perforación videocolonoscópica del colon es una complicación poco frecuente, aunque su riesgo se ha visto incrementado debido al enfoque en la prevención, diagnóstico y tratamiento de lesiones colorrectales. Pueden ocurrir durante la endoscopía diagnóstica o terapéutica con una frecuencia del 0.019-0.8% y 0.1-0.3% respectivamente  y pueden estar relacionadas a varios mecanismos.  El manejo puede ser conservador, endoscópico o quirúrgico y existe debate sobre el enfoque más adecuado. Presentamos un caso de nuestra experiencia en el que mostramos una colorrafia laparoscópica.

 

DESCRIPCION: Se presenta el caso de una mujer de 65 años que concurre para realizarse una videocolonoscopía de Screnning para cáncer de colon, con buena preparación intestinal. La perforación ocurre a nivel del ángulo rectosigmoideo  y fue visualizada e inmediatamente diagnosticada por el endoscopista. Suspendido el estudio la paciente presentó leve dolor abdominal por lo que fue llevada a la sala de operaciones dentro de las 4 horas posteriores a la videocolonoscopía y realizandose una exploración laparoscópica. 

Se utilizaron dos trocares de 5 mm y uno de 10mm. La perforación se identificó fácilmente, presentaba una extensión de 30x30 mm a nivel la unión recto-sigmoidea con escaso líquido libre. La perforación fue reparada en dos planos con poliglactina 910 continua 3-0. La cavidad peritoneal se lavó en todos los cuadrantes y  se utilizó un drenaje abocado al fondo de saco de Douglas que se exteriorizó por uno de los orificios portales. Prueba neumática negativa. El tiempo operatorio completo fue de 60 minutos. La paciente evolucionó favorablemente, otorgándose el alta médica al 4° día postoperatorio con dieta general y buena función intestinal.  

 

CONCLUSIONES: El cierre primario laparoscópico es un enfoque mínimamente invasivo seguro para el manejo de perforaciones colonoscópicas en ausencia de inflamación extensa o contaminación fecal. En manos experimentadas, permite evitar una laparotomía y otorga los beneficios de la cirugía miniinvasiva. La colorrafia laparoscópica debe considerarse en el tratamiento selectivo de las perforaciones colonoscópicas.

Publicado
2021-06-24