TAMIS sin cierre de la brecha quirúrgica

  • Diego Naiderman maac
Palabras clave: TAMIS, cirugía transanal, cierre, brecha quirúrgica, complicaciones.

Resumen

Antecedentes: La cirugía mínimamente invasiva transanal (TAMIS), es una técnica que resulta especialmente útil en lesiones de recto extra peritoneal difíciles para el abordaje por vía anterior.

Actualmente sigue siendo controversial el cierre del defecto rectal por debajo de la reflexión peritoneal. La sutura endoluminal es uno de los aspectos más desafiantes del procedimiento y la literatura es discordante con respecto al cierre de la brecha quirúrgica. Nuestro objetivo es realizar un estudio descriptivo de una serie consecutiva de pacientes con lesiones de recto extraperitoneal sometidos a cirugía de TAMIS, dejando el lecho quirúrgico abierto.

Diseño: descriptivo prospectivo longitudinal.

Material y Método: Entre agosto de 2013 y julio de 2019 se incluyeron en forma consecutiva todos los pacientes con lesiones de recto extra peritoneal, operados con técnica de TAMIS, que presentaron lesiones benignas ≥ a 3 centímetros de difícil resolución endoscópica, tumores neuroendocrinos ≥ de 2 cm, adenocarcinomas T1N0 sin signos histológicos de mal pronóstico, adenocarcinomas T2N0 con elevado riesgo quirúrgico o que rehusaron la cirugía radical y pacientes con dudas de la remisión completa luego de la neoadyuvancia.

Todos los procedimientos fueron realizados por el mismo cirujano y en todos se dejó el lecho quirúrgico abierto.

Resultados: En un período de 6 años se trataron 35 pacientes con técnica de TAMIS, con una edad promedio de 61 años±12. El tamaño promedio de las lesiones fue de 3.68±2.1 cm (0.7- 9 cm) y la distancia desde el margen anal al extremo distal de la lesión de 5.7±1.48 cm (3 a 8.5 cm). El tiempo operatorio fue de 39.2±20.5 min y el tiempo de internación de 33±28.2 horas.

La anatomía patológica de las lesiones resecadas fue: 15 adenomas, 3 tumores carcinoides y 17 adenocarcinomas. 1 ypT0, 4 carcinomas in situ, 4 tumores T1 y 8 tumores T2. En todos los casos se dejó el defecto rectal abierto, con un seguimiento mínimo post operatorio de 9 meses.

No hubo mortalidad y la morbilidad global fue de 14.2% (5 pacientes). Dos pacientes fueron re internados para el tratamiento del dolor (Clavien-Dindo II) y 3 pacientes (8.5%) presentaron sangrado post operatorio, de los cuales solo 1 (2.8%) requirió re intervención (Clavien-Dindo III). No hubo complicaciones infecciosas, estenosis de recto postquirúrgicas ni perforaciones hacia la cavidad abdominal.

Conclusión:  Nuestros resultados permiten describir a la técnica de TAMIS dejando la brecha quirúrgica abierta, como una técnica con buenos resultados, alta factibilidad y baja tasa de complicaciones.

Publicado
2021-02-15